Principios y Salidas

El optimismo es intolerable

Compré unas birkenstock azules en 2011, pero apenas las llevé hasta el verano de 2012. Pese a su supuesta comodidad, siempre me hicieron daño en el empeine derecho. Una noche de agosto, Raúl López acarició una de las heridas que las sandalias habían provocado en mi pie. Por diversos razones, la intimidad del gesto se convirtió en el inicio de algo mayor. Un principio inesperado que, casi un año después, Comando Suzie transformó en una salida. La salida, en formato canción, formó parte de Hipermejores (2013), su segundo L.P. Nunca entendí del todo el motivo de aquel arrebato casi bíblico. Mi herida no sanó al instante, pero fue un momento bonito.

En 2014 organicé una serie de exposiciones en un centro de arte de Barcelona. Muchos amigos, Raúl y G.G. entre ellos, vinieron a las inauguraciones, a las conferencias, a las performances. Hubo pepinos en el suelo y artistas de San Francisco. De un modo indirecto, sinuoso, aquel contexto inspiró el imaginario particular del músico y – una vez llevado a su terreno – dio lugar a un nuevo juego de principios y salidas repleto de referencias afectivas a distintos niveles: la venta de humo, la belleza no convencional, el callejón del Hi Jauh, Instagram, la columna de parking de Samuel Labadie…

Y es que la capacidad narrativa de Comando Suzie funciona así, por afinidad no manifiesta. El músico, atento, observa en silencio aquello que le rodea, poniendo el foco en aspectos secundarios pero a su vez definitorios de nuestros extraños sistemas de relación personal. Un comentario perdido dentro de una conversación, un correo electrónico inesperado, una sensación furtiva de atracción o rechazo, un momento pasajero de euforia o ansiedad.

Existen dos maneras autónomas y complementarias de acercarse a Comando Suzie: la musical y la lírica. Musicalmente, como él mismo reza en Selectores y Disc Jockeys (2011), todo tiene que estar dentro de una cierta oscuridad. Un ritmo sombrío (dark) y pegadizo (pop) donde las guitarras de Eric Palaudàries y las líneas de bajo de Demian Recio acompañan a la perfección las sabias y graves palabras de Raúl López. A nivel literario, sus letras exploran con ironía lo cotidiano mediante el análisis de los entornos físicos y virtuales que configuran nuestro día a día, incluyendo sentimientos poco reputados como el exceso de ego, el drama o el deseo por lo ajeno. En definitiva, Comando Suzie no intenta agradar, y eso funciona en sus canciones como una virtud.

Hace un tiempo, Pere Llobera, pintor y amigo, me sorprendió con una gran sentencia dicha medio en broma. “En arte, el optimismo es intolerable”. Cuanto más lo pienso, más de acuerdo estoy. Realmente no hay optimismo en Principios y salidas. Y eso me gusta, ya lo creo.

David Armengol

Barcelona, 15 de febrero de 2016

otro grande que se va…

[youtube JoAhplFn8Zc nolink]

Eric Rohmer ha muerto… y me parece una noticia horrible…
Ella se está convirtiendo en una especialista en informarme de muertes…
con Ella vi unas cuantas pelis de Rohmer… en completo silencio, claro…
no se si Las Noches de Luna Llena es una de mis preferidas… pero recuerdo con mucho cariño esta escena del baile… gracias a la cual descubrimos a Elli et Jacno

arrebatado…

[youtube Wvi4XKbVxGk nolink]

Ivan Zulueta ha muerto… y me parece una noticia horrible…
Arrebato es una de mis pelis preferidas… recuerdo cuando llegué a casa con el dvd y lo vi con Ella en completo silencio… lo extras incluían una entrevista muy grande… hoy ha sido Ella quién me ha informado de su muerte… con un sms… estaba en el trabajo y he mirado alrededor para cometarlo con alguién… pero no he visto a nadie a quien pudiera interesarle…
recuerdo una noche… que llovía a mares… paseando por Madrid con el Sr. Quintanilla… que se detuvo… y señalando La Torre de Madrid me dijo «ahí vivía Ivan Zulueta…»
toda la info está por la red… nada más que añadir… una pena…

reencuentro…

tuvo que venir Elena de Madrid para que volviera a pisar un bar después de casi seis meses de vida prácticamente monacal… si la compañía, el lugar (hacía siglos que no entraba en el Rouge)  y la bebida es la adecuada… no está tan mal… está muy bien, vamos… contesté a todas las preguntas que me hizo y a las que no me hizo también… después de más de un año intercambiando emails… fue muy especial tenerla en Barcelona unas horas… ordené un poco mis ideas y planeamos unos cuantos planes, valga la redundancia… Elena vino a Barcelona para charlar con Vincent Moon en el In-Edit 09… y lo explica muy bien en su blog

agosto loco…

cambié el asfalto y las luces blancas por un ambiente muy rural…
sin wifi, ni teléfono ni casi cobertura en el móvil, ni iPod, ni televisión, ni radio, ni prensa…
fue fácil desconectar de todo y dedicarme a hacer cosas que no acostumbro a hacer en verano… por lo menos en los últimos 19 veranos… entre otras… dormir tapado con un edredón, salir por las noches abrigado con un jersey, comer mucho, meter los pies en un río, ver atardeceres, quedarme atontado mirando nubes, esquivar bichos, pisar piedras, ver estrellas…
volver hace unos días fue un cambio un poco radical…Jota me esperaba en Barcelona… y mi cabeza estaba en… Saturno…
ni me acordaba de que tengo que terminar un disco…